Argentina + sustentable

Portal de noticias en el camino hacia la sustentabilidad

RECICLAJE COMO UNA ACTIVIDAD ECONÓMICA

Por Eduardo Verón

El reciclaje en José León Suárez

El 17 de mayo es el día internacional del reciclaje y la localidad de José León Suárez es uno de los territorios del país más fuertemente cruzado por esta actividad. 

El día del reciclaje fue instituido en el 2005 por la UNESCO, que es la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, con el objetivo de resaltar la importancia que tiene la actividad del reciclado para el cuidado del planeta.

«La actividad desarrollada en las plantas de tratamiento de residuos más la gran cantidad de material recogido por cientos de recuperadores organizados e independientes, hacen de José León Suárez un territorio clave en el reciclaje» Francisco Verón

El reciclaje es un proceso por el cual un material es sometido a un proceso para transformarlo y poder volver a ser aprovechado. En general, los materiales que se reciclan son residuos que la sociedad desecha. En ese sentido, una parte importante de la población de José León Suárez se sostiene por la actividad del reciclado. Un informe del Banco Mundial del 2015 contabilizó en el año 2015, 150 plantas de tratamiento de residuos en Argentina.

El mayor número de estas organizaciones se encontró en: CABA (15 plantas), Santa Fe (19 plantas), Entre Ríos (29 plantas) y provincia de Buenos Aires (31 plantas), aunque en el año 2017 Francisco Suárez, especialista en el tema y actual director provincial de residuos de la provincia, contabilizó 50 organizaciones de recuperación en Buenos Aires.

De todas las plantas que se encuentran en la provincia de Buenos Aires, la mayor concentración está en José León Suárez: nueve están en el Reciparque, que es un predio dentro de la CEAMSE y algunas otras en los alrededores. Adicionalmente, un importante número de trabajadores en la recuperación de residuos desarrolla la actividad de manera independiente, es decir sin pertenecer a una organización y lo hacen de manera callejera y no en galpones.

Para entender el por qué la actividad del reciclaje resulta tan importante para la localidad, habría que revisar la historia local. Ya desde 1950, las tierras de José León Suárez estuvieron vinculadas a basurales, basta leer la descripción de Rodolfo Walsh en su libro “operación masacre” para conocer que ya en aquel entonces había basurales. Y la historia ha demostrado por medio de diversos estudios que siempre que hubo basurales, a los alrededores hubo familias que subsistían o comercializaban materiales extraídos de los desechos. 

De todas las plantas que se encuentran en la provincia de Buenos Aires, la mayor concentración está en José León Suárez: nueve están en el Reciparque, que es un predio dentro de la CEAMSE y algunas otras en los alrededores.

Apenas algunas décadas después de la descripción realizada por Walsh, en 1978 comenzó a funcionar en el centro de disposición final de residuos de la CEAMSE, aquí en tierras suarenses. Por lo cual, no solo comenzaron a llegar al territorio mucha más cantidad de residuos –ya que se centralizó la disposición final de todo el área metropolitana de Buenos Aires aquí–, sino que además, migraron al territorio muchas familias que vivían de la recuperación de residuos. 

En la década del 90, el contexto de crisis económica, producto de las reformas neoliberales que tuvieron lugar en el país generaron la baja de producción de muchas fábricas, e incluso el cierre de muchas de ellas, dejando a importante cantidad de trabajadores en situación de desocupación. Por aquellos años, el índice de desempleo alcanzó altos niveles (18,4% según INDEC 1995).

Muchos desempleados comenzaron a buscar estrategias de subsistencia, la recolección de material reciclable en la vía pública. Y en aquel momento, la localidad de José León Suárez volvió a ser protagonista, esta vez por la lucha con Transportes Buenos Aires (TBA) para que los dejen subir con los carros al tren y poder dirigirse a la Capital a recoger residuos allá.

Una cartonera de aquel momento relató:

“En el año 1999 comenzamos a encontrarnos los primeros obstáculos, unas barras en las entradas de los andenes. Entre nosotros nos ayudábamos para levantar los carros, pero al poco tiempo instalaron molinetes que hicieron imposible el paso de los carros. Al poco tiempo, prohibieron viajar con carros en los trenes.” (Entrevista a cartonera)

Ante tal situación, los cartoneros comenzaron a juntarse en una plaza cercana a la estación de José León Suárez para organizarse. Producto de estas reuniones, cada barrio eligió un delegado y eran ellos los encargados de reunirse y organizar repertorios de acción. De esta forma, se gestó la organización de cartoneros, que desde mediados de la década del 2000 se formalizaron en cooperativas de recuperadores, sobre todo estas tuvieron lugar en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En paralelo, en los márgenes de José León Suárez, en tierras de la CEAMSE, también se libraban luchas por trabajar en el reciclado. Desde el 2004 comenzaron a llevarse a cabo protestas constantes en el camino Buen Ayre y Debenedetti con dos grandes demandas: la creación de plantas de separación de residuos y la denuncia por la violencia de las fuerzas de seguridad.

«Buena parte de la población suarense ha emprendido fuerte luchas para hacer del reciclado una actividad económica» Eduardo Verón

La respuesta de las autoridades de la CEAMSE ante estos reclamos fue la aprobación de los proyectos para la creación de las plantas de separación de residuos, y a partir de entonces comenzó a construirse el Reciparque.

Hoy trabajan cerca de 950 recicladores y recicladoras dentro del Reciparque y cientos por fuera.

Con esta breve reseña histórica vinculando José León Suárez con el reciclaje pretendí mostrar cómo buena parte de la población suarense ha emprendido fuerte luchas para hacer del reciclado una actividad económica. Sin embargo, como sabemos, el reciclaje no solo es una actividad para ganar dinero sino también es un trabajo, que en nuestro territorio, cumple un rol de integración social (sobre todo cuando se lleva adelante en organizaciones), porque incorpora a una rutina de trabajo a cientos de vecinos y vecinas.

A su vez, la actividad desarrollada en las plantas de tratamiento de residuos más la gran cantidad de material recogido por cientos de recuperadores organizados e independientes, hacen de José León Suárez un territorio clave en el reciclaje, en el que se logran recuperar decenas de toneladas diarias de residuos, evitando que terminen en la tierra.

Por ello, remarco una vez más que José León Suárez es un territorio con gran población ambientalista, ambientalista popular.

Mg. Eduardo Francisco Verón

UNSAM /Laboratorio de Investigaciones en Ciencias Humanas.Área de Ambiente y Política.

Recicladores Plaza Libertador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *