ARGENTINA + SUSTENTABLE

ESTA ES LA ARGENTINA +SUSTENTABLE +SOSTENIBLE +ENERGÍAS RENOVABLES +RESPONSABLE SOCIALMENTE +PERIODISMO AUTÉNTICO

El Tratado de Alta Mar es el primer consenso mundial que protegerá el mar

Despues de casi quince años de discusión, la ONU logró crear el proyecto que convertiría el 30% de los mares internacionales en zonas protegidas para 2030. Hoy en día, solo el 1% está protegido. ¿Por qué se esperó tanto para llegar a un acuerdo?

Por Camila Peñas

Fueron dos semanas de intensas conversaciones en la sede de la ONU, incluida una sesión nocturna entre el viernes 3 y el sábado 4 de marzo 

El 5 de marzo de este año, en la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York, se consensuó el tratado que protege la alta mar, nunca antes se ha consensuado una ley que la protega. Su protección es tranversal en la triple crisis planetaria: el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación.

El tratado entrará en vigor después de haber sido firmado y ratificado por un número suficiente de los miembros países. A parti de ahí, se podrán crear zonas marinas protegidas en aguas internacionales (alta mar). Estas nuevas zonas protegidas pondrán límites a la pesca, las rutas de navegación y las actividades de exploración, como la minería de aguas profundas, y a la protección de los recursos genéticos acuáticos (material genético de los organismos del mar).

La importancia de este acuerdo es que está enfocado exclusivamente en proteger la alta mar (el mar internacional que no está bajo jurisdicción de ningun país). No se enfoca en las Zonas Económicas Exclusivas de los Paises, la costa perteneciente a cada país.

Foto publicada en Twitter por la cuenta oficial del Gobierno de Chile

Según especialistas en el tema, en primer lugar deberían crearse zonas marinas protegidas en aguas internacionales, de la misma manera que numerosos países tienen en sus áreas jurisdicciones. En segundo lugar, debería llevarse a cabo un análisis del impacto ambiental para tener un registro de los daños causados. Y finalmente, incluir fórmulas para que los países más desfavorecidos puedan beneficiarse del patentado de recursos genéticos marinos.

Segundos después de ser aprobado el acuerdo

¿POR QUÉ LA ALTAMAR HA ESTADO DESPROTEGIDO?

La Alta Mar son las aguas internacionales en las que todos los países tienen derecho a pescar, navegar e investigar. Representa más del 64% de los océanos y casi la mitad del planeta, pero sólo 1% esta protegido. Sus aguas han sido olvidadas y tanto la sobrepesca, el calentamiento de los océanos o la contaminación con plástico y microplástico están presentes sin ningun límite.

Ballenas jorobadas alimentándose en una bahía de la Antártida

El atraso en el cuidado oceánico es de dimension catastrófica. El último acuerdo internacional sobre protección de los océanos se firmó hace 40 años, en 1982: la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

Pese a que en 1982 la ONU adoptó la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, la mayor parte del documento determina detalles y determinaciones sobre el mar territorial y del mar internacional solamente se establacen disposiciones generales sin mucho desarrollo.

Si bien la Convención establece principios importantes, sobre todo relacionados con la libertad de navegación, carece de disposiciones detalladas sobre la conservación del medio ambiente y la administración de la altamar. Por ello, por primera vez en la historia, el nuevo tratado establecerá reglas para administrar y gobernar de manera efectiva un área que es de todos y es de nadie.

La alta mar comienza donde terminan las Zonas Económicas Exclusivas (ZEE) de los Estados, a un máximo de 370 km de la costa

Este acuerdo exige asegurar la conservación y el uso sostenible de la vida marina en altamar. Es un logro diplomático histórico y una nueva oportunidad para replantear nuestra relación con la naturaleza. Por otra parte, pudo haberse priorizado mucho tiempo antes la protección del altamar que cubre casi dos tercios del océano global, casi la mitad de toda la superficie de la Tierra y teniendo en cuenta el estado de emergencia mundial en el que vivimos.

El marco legal, conocido como “Tratado de alta mar”, colocaría el 30% de los océanos del mundo en áreas protegidas, destinaría más dinero a la conservación marina y cubriría el acceso y el uso de los recursos genéticos marinos. António Guterres afirma que se trata de un gran avance tras casi 20 años de negociaciones.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, felicitó a los países miembros de las Naciones Unidas por haber terminado un texto que busca garantizar la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina de áreas fuera de la jurisdicción nacional. Se trata de un gran avance después de casi dos décadas de negociaciones, dijo.

“Es una victoria para el multilateralismo y para los esfuerzos globales por contrarrestar las tendencias destructivas que enfrentan la salud de los océanos, ahora y para las generaciones venideras”, apuntó Guterres la noche del sábado en un comunicado de su portavoz, apenas unas horas después de que se alcanzara el acuerdo en la sede de la ONU en Nueva York, donde tuvieron lugar las negociaciones finales sobre el borrador del tratado durante las últimas dos semanas.

El acuerdo conseguido por los delegados de la Conferencia Intergubernamental sobre Biodiversidad Marina de Áreas Fuera de la Jurisdicción Nacional es la culminación de una serie de conversaciones facilitadas por la ONU desde 2004.

Un tratado fundamental para enfrentar la triple crisis planetaria

El marco legal, conocido como “Tratado de alta mar”, colocaría el 30% de los océanos del mundo en áreas protegidas, destinaría más dinero a la conservación marina y cubriría el acceso y el uso de los recursos genéticos marinos.

Guterres sostuvo que el tratado es crucial para abordar la triple crisis planetaria del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación.

“También es vital para lograr los objetivos y metas relacionados con los océanos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Marco Global de Biodiversidad de Kunming-Montreal”, acotó, refiriéndose al llamado compromiso ’30×30′ para proteger un tercio de la biodiversidad del mundo, en tierra y mar para 2030, logrado en una conferencia de la ONU en Montreal en diciembre pasado.

“El barco llegó a la costa”

Tras señalar que la decisión de Conferencia sobre Biodiversidad Marina se basa en el legado de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, el Secretario General elogió a todas las partes por su ambición, flexibilidad y perseverancia, y aplaudió el liderazgo y dedicación de la embajadora Rena Lee, de Singapur.

“Damas y caballeros, el barco llegó a la costa”, declaró la embajadora Lee el sábado en la noche al anunciar el acuerdo con una prolongada ovación de pie en la sala de reuniones donde se cerró el acuerdo. Las delegaciones se volverán a reunir más adelante para adoptar formalmente el texto.

António Guterres reconoció el apoyo crítico en la consecución del Tratado de alta mar de las organizaciones no gubernamentales, la sociedad civil, las instituciones académicas y la comunidad científica.

Guterres aseveró que seguirá trabajando “para asegurar un océano más saludable, resistente y productivo, que beneficie a las generaciones actuales y futuras”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *