ARGENTINA + SUSTENTABLE

PORTAL DE NOTICIAS EN EL CAMINO A LA SUSTENTABILIDAD

PROCESO DE RECONVERSIÓN DE LUMINARIAS

En el marco de un programa ecológico, en 2020 se dio inicio al reciclado de luminarias de sodio a LED, permitiendo una real gestión eficiente del recurso energético y de los residuos eléctricos; mayor fluctuación en las subas y bajas de tensión; mayor rango de luminosidad y un ahorro energético del 63%.

Los trabajos se llevan a cabo en la planta de reciclado que la Municipalidad de Junín construyó en Los Barriales, que significó un nuevo paso del ejecutivo departamental en la continuidad de una política ecológica y ambiental que busca un mejor lugar para todos.

Desde entonces, a través de diversos convenios y acuerdos con Municipios y entidades privadas, la renovación de luminarias se extendió a toda la provincia, con una transformación que involucra mano de obra local y amplia los servicios que hoy ofrece la planta de reciclado, donde a partir del envases PET y PP se construyen ladrillos, tejas, postes para viñas, mangueras de riego por goteo y accesorios como picaportes, llaves de luz y portafocos, entre otros.

Municipios como Capital, Rivadavia, San Martín, Tupungato y Las Heras, empresas como Cartellone, Grupo Peñaflor y la Cooperativa Eléctrica Algarrobo Grande, Iscamen y barrios privados de Luján, Maipú y Junín forman parte de los convenios de colaboración que ya permitieron la renovación de más de 10 mil luminarias, que representan más de 48 toneladas de residuos electrónicos.

  • Las lámparas de sodio son retiradas de la vía pública e ingresan al depósito para dar comienzo a proceso de reciclado. El primer paso es desarmar, identificar y separar cada uno de sus componentes: focos, portafocos, cables, aluminio, plásticos, balastros, etc.
  • Una vez que se desarma íntegramente, pasa a un sector donde se hace el mantenimiento general de las piezas que lo requieran y que serán reutilizadas en la reconversión.
  • A continuación, la carcasa pasa al sector de arenado, donde se busca levantar toda la pintura que está vieja o “descascarada”. Se le saca la pintura original y se le realiza un pulido, dejando la superficie lisa y lista para repintar.
  • En el espacio de pintura y horno llega el momento de darle un “nuevo maquillaje”: pintura en polvo, que funciona por electrostática y se adhiere a la superficie. Luego se envía a un horno, durante 15 minutos, a 200 grados.
  • En el sector de ajuste se tienen en cuenta los detalles que permitirán un correcto armado de las luminarias. Aquí se hacen desde nuevas perforaciones hasta colocación de partes y trabas que agilizarán el paso de los elementos en los restantes sectores.
  • Luego llega el momento más importante: el ensamblado de toda la tecnología led, con el correspondiente soldado y colocación de lentes y sello. Se vuelve a realizar una limpieza general y ajuste y se le colocan disipadores.
  • Sector de montaje de placa en gabinete. Aquí se coloca un adhesivo especial, tornillos y trabas de acuerdo a la construcción de la luminaria original. Una vez amurado el kit, se realizan las conexiones correspondientes (colocación de bornera, conexión de cables, etc.).
  • Control final y prueba de la luminaria son parte del siguiente proceso. Se revisan todos los aspectos del elemento, para evitar fallas en su funcionamiento. Aquí también se hace una prueba final.
  • De ahí es enviada al sector de despacho, para su empaque y posterior traslado al lugar donde será colocada.

 Vale mencionar que cada sector de este proceso cuenta con una codificación QR, que permite un traqueo de toda la mercadería, para que el cliente (el municipio o un privado), sepa dónde está su producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.