ARGENTINA + SUSTENTABLE

ESTA ES LA ARGENTINA +SUSTENTABLE +SOSTENIBLE +ENERGÍAS RENOVABLES +RESPONSABLE SOCIALMENTE +PERIODISMO AUTÉNTICO

JARDINERIA INCLUSIVA Y SUSTENTABLE

¿Qué son y cómo funcionan los jardines inclusivos?

A+S dialoga con Claudio Doratto, profesor,  paisajista y terapeuta hortícola acerca del paisajismo y la jardinería sustentables e inclusivos

Por Judith Scheyer

Edición Florencia Padrón

¿De qué se trata la jardinería y el paisajismo sustentable?

-Cuando planificamos un jardín muchas veces nos enfocamos en la parte estética y quizás dejamos de lado el mantenimiento. Digo quizás porque hay profesionales que están en todos los detalles. Yo tuve durante muchos años una empresa de mantenimiento de áreas verdes junto con un familiar, con lo cual no solo estaba en la parte de diseño y construcción de los jardines, sino que también me ocupaba del mantenimiento. A lo largo de los años, las realidades han ido cambiando y cada vez noa enfocados más en una conciencia ambientalista. Usamos cada vez menos agroquímicos o directamente los evitamos cuando es posible, y usamos de manera más consciente todos los recursos, ahí entra el agua que acá en Mendoza es un elemento primordial. Por otro lado, también pensamos en el suelo porque cuando hacemos un trabajo de jardinería y diseño sustentable estamos pensando en el cuidado de los recursos. Tenemos presente que lo que nosotros estamos disfrutando hoy se lo vamos a heredar a nuestros hijos y a nuestros nietos. En consecuencia, estamos tomando prestado algo de lo que tenemos que ser responsables.

¿Por qué hablamos de la palabra «inclusión» en jardinería?

-Como te contaba recién muchas veces pensamos en la parte estética que básicamente entra por uno de nuestros sentidos, la vista. Pero es una realidad que poco más del 10% de la población argentina y creo que el 10,2% de la sociedad, tiene alguna diversidad funcional. Esto es que tiene una dificultad motora, intelectual o en alguno de los otros sentidos. Hay que pensar cuántas personas hipoacúsicas pueden estar disfrutando de un jardín y no apreciar el canto de los pájaros, o en cuántas personas que no tienen visión están en un jardín y pueden apropiarse a través del tacto o a través del olor a perfume. Entonces, cuando hacemos un diseño de un jardín inclusivo analizamos cómo acceder al lugar, cómo recorrerlo y cómo disfrutarlo independientemente de la diversidad funcional. Después, hay más especificaciones cuando uno está pensando en un jardín con fines terapéuticos.

¿Qué sería un jardín con fines terapéuticos?

-Aquí entra otra de las partes mías, yo soy terapeuta hortícola certificado a nivel nacional. Somos profesionales que tenemos las herramientas para diseñar jardines y huertas con fines terapéuticos. Nos preguntamos cómo podemos llegar a trabajar con las plantas o con las huertas para que una persona que está, por ejemplo, atravesando una situación de estrés termine haciendo un proceso en donde la mediación entre esa persona y su psiquis se las den estas plantas o el suelo. Lo mismo cuando estamos con personas que están en un hospital o personas que tienen algún otro tipo de dificultad motriz porque las plantas, la naturaleza le ayudan a sanar.

En una producción frutihortícola con fines terapéuticos ¿la persona debe manipular la tierra, el agua, las herramientas o sólo observa?

-No, la idea es que trabaje. Esto es una actividad social. Entonces, cuando uno lleva a cabo una tarea de terapia hortícola lo hace con un grupo de personas y puede ser en un monte frutal, en una huerta o en un jardín. También podemos tener la posibilidad de que las personas con las que trabajamos tengan su movilidad restringida y estén en silla de ruedas, por eso lo que hacemos es diseñar canteros elevados para que puedan trabajar allí. Algunas veces, es solamente multiplicación de plantas, otras veces se hace una especie de poda. Todo va a depender del grupo de personas con el que uno trabaje y si se le puede, o no, entregar una tijera para podar, por poner un ejemplo.

Contame un ejemplo de esto que es poco conocido…

-Hay muchas cosas, yo te diría de imaginarnos un hospital psiquiátrico donde las personas están recluidas en ambientes en los cuales las plantas no se ven. Esto les genera cierto estrés, lo mismo les pasa en los hospitales. 

A principios del siglo pasado, los hospitales tenían esta relación con la naturaleza, incluso había algunos en los cuales sacaban las camas con los enfermos al exterior. Hoy esta relación con la naturaleza tiene el nombre de biofilia que es el amor por la naturaleza, el amor por las cosas vivas. Entonces, hay un diseño biofílico que se puede aplicar tanto en hospitales como en oficinas en donde la naturaleza vuelve a invadir los espacios. 

Esta presencia de la naturaleza y del trabajo con las plantas en un hospital, en un hospital psiquiátrico o en un asilo de ancianos les permite a las personas empezar a trabajar sus emociones y su motricidad. Por ejemplo, con los adultos mayores que van perdiendo esa motricidad fina en las manos al trabajar con plantas, con semillas y cambiando plantas de una maceta a otra comienzan a reactivar esos mecanismos y a recuperarla. Ni hablemos de cuando se utilizan plantas con perfume y no de cualquier tipo, sino las que nosotros sabemos que eran comunes cuando esa persona era joven. Con esto despertamos recuerdos y reactivamos algunos circuitos neuronales que les permiten tener un envejecimiento más saludable.

¿Me das algún ejemplo de estos tipos de plantas?

-El laurel o el romero son unas que tienen una relación muy grande con las personas. Por ejemplo, aquí en Mendoza cuando se hacían las conservas en las casas, el laurel y el ajo eran plantas que se utilizaban. Esos olores del ajo (o de una familia de plantas que tenga un olor similar) nos van a permitir jugar con estos perfumes, con las texturas de las plantas y los pacientes se empiezan a encontrar con un ambiente que le es familiar.

Vos comentaste que las personas ciegas pueden trabajar en jardinería…

-Vos sabés que las tareas, más que trabajar, se interactúa con el jardín. Se pueden hacer unas actividades guiadas pero tengo un conocido terapeuta hortícola que vive en Perú que tiene un jardín llamado el «Jardín de los Sentidos». Este jardín está pensado para ser recorrido y trabajado por personas no videntes dado que recurre a plantas con aromas, plantas con texturas y plantas con troncos que tienen cierta textura agradable al tacto. Entonces, uno puede ir reconociendo e interactuando con la naturaleza a través del resto de los otros sentidos.

Incluso, se trabaja mucho con el tacto, hay plantas que se usan para hacer texturas, el nombre común de una es «Oreja de Liebre» que tiene hojas acintadas con mucha vellosidad, muy suavecitas. Sin embargo, no va todo en el hecho de trabajar con las plantas. En invierno, en un día lluvioso se pueden hacer sellos con hojas, utilizar elementos como flores secas o secar hojas y secar flores para hacer tareas o cosas durante el frío. Hay mucho para trabajar con las plantas y con elementos vegetales.

¡Qué cosa más atrapante que el aroma en un jardín…!

-Correcto, vos sabes que también exiaten jardines nocturnos. En estos, se plantean el uso de flores blancas que te permiten estar con muy poca luz y disfrutar de un jardín a la noche. Un jardín que tenga estas características de terapéutico e inclusivo tiene distintos sectores. Hay algunos que les va a permitir a los pacientes, por ejemplo, sentirse protegidos por la naturaleza. En otros, les posibilita la interacción con otras personas y es fantástico.

¿Todo este concepto de hacer un paisajismo con fines terapéuticos requiere de mucho dinero?

-Te podría decir que no, todo depende de lo que quieras hacer. El techo lo podemos poner a la altura que uno desee. Las inversiones pueden ser las mismas que las de un jardín convencional, pero al ir incorporando más elementos puede que necesites una inversión mayor, inicialmente. Sin embargo, no necesariamente hay que duplicar o triplicar el presupuesto habitual de un diseño de la construcción de un jardín.

En un momento vos hablabas de multiplicar plantas, me imagino que estas son técnicas que uno puede aprender hacerlas como una forma de ahorrar…

-Hay proyectos en donde se trabaja la multiplicación de plantas en centros de vía. Esto se hace para permitirles a los participantes tener más herramientas y luego, a lo mejor, puedan incorporarse en el trabajo de un vivero. Entonces, estamos ayudando a que, por ejemplo, personas con alguna discapacidad intelectual puedan insertarse en la sociedad y puedan sentirse útiles de ello.

Profesor Claudio Doratto, experto en paisajismo y jardines sustentables e inclusivos

Por otro lado, hay en Estados Unidos proyectos de jardines para personas con Alzheimer…

-Estados Unidos y Europa tienen una trayectoría muy grande en estos temas. El último que he mirado es un proyecto muy grande estadounidense que está pensado de todos los ángulos que se te pueden ocurrir, desde el diseño de interior con la biofilia, con la arquitectura, con los colores y la relación de los espacios interiores con el exterior, los espacios verdes. En los jardines el uso de colores pastel van a estar dando cierta calma porque si utilizamos colores muy fuertes cuando uno tiene una situación de estrés es como que también lo irrita. Entonces, los colores que se eligen tienen mucho que ver, las texturas, los elementos como el agua en cascadas o en pequeños arroyos también ayudan a relajar a través del sonido. Asímismo, hay elementos como los carillones que generan un sonido campana con el viento. Además, diseñaron circuitos, la parte interna tiene un jardín que es como una conexión, es decir está la parte del edificio, una parte de transición y el jardín en sí.

Cuando uno recorría el interior del hospital que te mencionaba veía que la parte de los dormitorios no era como cualquier jeriático u hospital de aquí. Los pasillos tenían la iluminación como la de las calles y de las plazas de la época de cuando estas personas eran jóvenes. Además, cada habitación tenía un color distinto para ayudarlos a orientarse. Entonces, cuando el paciente volvía a su habitación la reconocía por el color y todo el circuito era un paseo en una plaza.

¿El pasillo que unía los dormitorios?

-Exacto. Por otro lado, en la parte exterior los senderos comienzan y finalizan en un mismo lugar para ayudar a quienes tienen problemas de orietación. Además, no tienen nada que pueda distraer. Incluso, cuando se trabaja con algunos pacientes psiquiátricos las paredes se revisten con plantas para disuadir su deseo de escaparse o esa sensación de encierro que les hace querer escapar.

Podés escuchar la entrevista completa en Spotify

2 thoughts on “JARDINERIA INCLUSIVA Y SUSTENTABLE

  1. Muchas gracias A+S por brindarme un espacio con ustedes para comunicar este emprendimiento que me ilusiona por el impacto que puede tener en la sociedad mendocina.

    Un saludo muy especial para quienes dedican su vida a informar a los argentinos y contribuir por una Argentina más sustentable.

    1. excelente nota! Soy docente, enseño jardineria y buscando cosas para un trabajo de la facultad, encontre esta nota que me dio muchas ideas! tengo mi madre recientemente diagnosticada con Alzheimer y a ella siempre le gustaron las plantas, yo herede ese amor, por eso me dedico a la jardineria. Voy a tratar de implementar con ella esto que dice Claudio. Felicitaciones y muchas gracias por el aporte!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *