Argentina + sustentable

Portal de noticias en el camino hacia la sustentabilidad

Juguetes en desuso: ¿Qué hacer para que no terminen en la basura?

Más del 80% de los juguetes se fabrican con algún tipo de plástico, que tarda cientos de años en desintegrarse. El desecho de los mismos está en crecimiento, por la moda pasajera de los juguetes.

Por Karen Arias

Peluche De Mono Rosa Cerca De Cocoteros

Los juguetes de plástico de bajo costo, no son favorables para el medio ambiente ya que están hechos de productos químicos muy dañinos. Uno de los más utilizados es el policloruro de vinilo PVC, contaminante en caso de no ser tratado adecuadamente.

El PVC, a menudo, lleva aditivos para que obtenga diversas propiedades. Uno de ellos, los ftalatos, utilizados para hacer productos blandos o elásticos, son una causa de enfrentamiento entre fabricantes y ecologistas por sus posibles efectos tóxicos.

La Comisión Europea prohibió en 2005 la utilización de una serie de ftalatos (DINP, DEHP, DBP, DIDP, DNOP y BBP) en el PVC de juguetes y artículos de puericultura que niños menores de tres años se puedan llevar a la boca.

Los plásticos mencionados anteriormente, son usados ya que tienden a ser más fáciles de moldear de manera permanente y, por lo general, se hace a partir de la presión y el calor. Son resistentes al desgaste y además ligeros. Por esto es posible reciclar los juguetes de plástico en su mayor parte.

Tomando en cuenta el poco tiempo que los niños dedican (aproximadamente de 6 meses a un año) a los juguetes, no justifica en absoluto el daño que causan en el medio ambiente. Por eso es fundamental que se reciclen.

Para reciclarlos, una de las principales cosas que hay que tener en cuenta, es si los juguetes pueden seguir siendo aprovechados o si están rotos o estropeados.

En el primer caso, se debe pensar cómo pueden disfrutarlo otros niños. Una de las mejores opciones es donarlos. Hay entidades que reciben juguetes usados. Otra opción es regalarlos a familiares y amigos que los vayan a utilizar. Está la posibilidad de ponerlos a la venta, actualmente existen plataformas online como Marketplace, Mercado Libre, etc.

Step 2: Juguetes como manijas para muebles

Si hay juguetes sanos tirados por la casa y simplemente no se desea deshacerse de ellos, hay algunas ideas generales de cómo reciclarlos en casa y seguir aprovechándolos: se puede hacer una silla de peluches, usar los juguetes pequeños como manijas para los muebles de los niños, usarlos como percheros en las habitaciones, marcos para espejos, convertir muñecos chicos en llaveros, y aprovechar las piezas de Lego para hacer diferentes recipientes. Hay muchas más ideas visitando Pinterest, Instagram y otras plataformas online de inspiración, también hay tutoriales en YouTube que pueden ayudar en su elaboración.

Step 1: Marco para espejos

Con el uso del cartón, el papel y el plástico de otros juguetes, hay posibilidades de crear nuevos juguetes: un metegol, un cochecito, una cámara de fotos de juguete, etc. Lo importante es que se usen buenos materiales y un buen pegamento para unirlos.

Step 8: La versatilidad de las piezas de lego

Por otro lado están los juguetes rotos o dañados. Aunque sean de plástico, no van al contenedor amarillo. Los juguetes de plástico deben ir al punto limpio, pero, ¿Qué es un punto limpio? Estos son lugares donde se depositan diferentes tipos de residuos. Se recogen y almacenan temporalmente de forma separada ,porque podrían ser grandes o peligrosos si se arrojasen en los contenedores convencionales. Estos necesitan un tratamiento específico. No es lo mismo tratar un autito de juguete que una botella de agua, sobre todo por el proceso de trituración, los tipos de plástico y sus características. Además, muchos de ellos suelen llevar otro tipo de piezas, como tornillos, partes metálicas y sistemas electrónicos, que deben tratarse de otra manera.

Si además se trata de juguetes eléctricos, antes de llevarlos al punto limpio es importante quitarle las pilas o baterías, pero tampoco hay que tirarlas en un basurero común, ya que estas son contaminantes.

Una vez que los juguetes pasan del punto limpio a las plantas de reciclaje, estos se desmontan y se separan los contenidos metálicos de los plásticos. También se separan según tipos de plástico y color, para optimizar el uso de colorantes. Se trituran, se lavan en profundidad y se llevan a plantas de fundición. Después de este proceso, el plástico de lo que antes fueron juguetes puede utilizarse para fabricar textiles, tuberías, mobiliario urbano, bolsas de plástico o nuevos juguetes hechos con material reciclado.

Hay muchos emprendimientos distribuidos por el país que diseñan y crean objetos con materia prima sustentable algunos son:

Un emprendimiento en CABA crea objetos lúdicos para estimular y experimentar, en los que unen tecnología y técnicas tradicionales, el diseño y la artesanía. Esta marca crea juguetes tallados en madera y con pintura orgánica, son simples como licuadoras y cosas de cocina, esculturas de edificios y autos.

Otra marca ubicada en Córdoba basa la elaboración de sus productos de cartón reciclado que obtienen de la Cooperativa de Carreros de Villa Urquiza y de IRCA, una empresa que se dedica a la gestión de residuos sólidos de grandes empresas. De esta forma, transforman en juguetes el cartón que otros descartan.

Y, por último un emprendimiento en Santa Fe en la ciudad de Rosario, hace juegos didácticos y a base de lana y madera, también vende lana para hacer manualidades.

Niño Jugando Bloques De Madera

A tener en cuenta: lo que puede parecer viejo, roto o inservible, puede tener otras muchas vidas, tanto en otros hogares, como formando nuevos productos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.