ARGENTINA + SUSTENTABLE

PORTAL DE NOTICIAS EN EL CAMINO A LA SUSTENTABILIDAD

SOLUCIONES HABITACIONALES A PARTIR DE PLÁSTICO RECICLADO

Desde 2012, el Departamento de Junín, Provincia de Mendoza, inició un programa de reciclado que se volvió el puntapié inicial para una amplia campaña de reutilización de residuos plásticos, involucrando a escuelas, entidades comerciales y familias en la recolección de botellas y envases.

Durante dos años, y a partir de un trabajo en conjunto con una empresa de Entre Ríos, el material plástico reciclado retornaba al departamento en forma de mobiliario urbano y escolar, además de juegos para parques y plazas.

Sin embargo, el salto de calidad llegó con la construcción de la planta de reciclado Junín Punto Limpio, que permitió una logística más controlada de los plásticos recolectados y una posterior reutilización de acuerdo a las propias necesidades del espacio.

Desde la clasificación de los materiales (PET, polietilenos y polipropilenos) se desprende la amplia gama de productos a elaborarse: los materiales PET (envases de jugos, aguas, gaseosas) se trituran y se destinan a la elaboración de ladrillos ecológicos; mientras que el resto se destinan a la producción de mangueras para conexiones de agua, tejas y maderas plásticas.

En primer lugar, la elaboración de ladrillos se realiza mediante una mezcla con dosaje calculado para la resistencia técnica de mamposterías en la construcción de viviendas, elaborados con una cantidad relativa a 40 botellas plásticas cada uno, lo que genera el volumen idéntico a los ladrillos convencionales.

Dicho producto cuenta con el patentamiento del CONICET y está aprobado para la construcción de viviendas y edificios por la aptitud física del producto.

Hasta la fecha, el municipio lleva construidas 6 viviendas sustentables e innumerable cantidad de ampliaciones y mejoras edilicias en general. Esta forma de producción reduce notablemente el impacto ambiental generado en la producción convencional, ya que evita la quema de madera y, por consiguiente, la tala indiscriminada de árboles; suprime el desgaste del suelo; no expulsa gases a la capa de ozono y reduce la cantidad de agua utilizada en el proceso.

Además, la elaboración de tejas, madera plástica y mangueras se realiza mediante la extrusión del plástico, con salida a moldes predeterminados para el producto requerido. De esta forma, a las viviendas construidas con nuestro ladrillo se le suman estos productos e impresión en 3D para cerrajería y conexiones eléctricas, arrojando un resultado final de la vivienda más sustentable de Latinoamérica, construida con 60% de desechos plásticos, adosando elementos de eficiencia y ahorro energético, como paneles solares, pre-calentadores solares, iluminación LED y estufas ecológicas de doble combustión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.