ARGENTINA + SUSTENTABLE

PORTAL DE NOTICIAS EN EL CAMINO A LA SUSTENTABILIDAD

JUNÍN PUNTO LIMPIO SIGUE INOVANDO EN ROBÓTICA

El Área de Investigación y Desarrollo de la Planta de Reciclado Junín Punto Limpio volvió a desafiar sus propios límites para exponer la función social de este espacio.

Esta vez, con la solidaridad y colaboración de entidades y empresas locales como bandera, construyó un brazo mecatrónico para un vecino del departamento que padece parálisis cerebral.

La historia tiene a Martín Ferrer como gran protagonista. Aunque este joven de 24 años nació con parálisis cerebral, todos los días cursa el tercer año de la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCuyo. Además, con mucho sacrificio, en busca de solventar sus estudios, trabaja en un emprendimiento propio de venta de vinos de dos bodegas del departamento: Tierra de Barros y Santos Lugares.

Y en busca de encontrar mayor independencia, Martín contactó a la planta de reciclado Junín Punto Limpio para la construcción de un brazo mecatrónico que le ofrezca mayor autonomía. El contacto con los propietarios de las bodegas antes mencionadas fue fundamental para iniciar un proceso que incluyó la participación de Matías Martín, técnico en impresión 3D y diplomado en gestión ambiental, quien se encargó del diseño y fabricación del brazo en la planta de reciclado, mientras que Luis Sura, técnico mecatrónico egresado del IES 9-021, estuvo a cargo de la programación del mismo.

Tal como expresaron los creadores, “el desarrollo llevó 10 meses y consta de dos motores eléctricos que se accionan mediante un pulsador y levantan comida de una bandeja, dejándola a la altura de la boca de Martín. Esto le permite comer por sus propios medios”.

Los elementos necesarios para su construcción fueron provistos por una empresa que tiene su local en La Colonia, propiedad de la familia Arboit, en sociedad con empresarios italianos: Bonomini del Mercosur S.A.

La construcción de este prototipo, único en el país, vuelve a poner al Municipio de Junín y a la planta de reciclado Junín Punto Limpio en el centro de la escena. A partir de la conjugación del conocimiento y valores como la solidaridad y el trabajo, fue posible alcanzar un nuevo logro que permitirá a Martín una mejor calidad de vida.

Del acto de entrega participaron Mario Abed, vicegobernador de Mendoza; Héctor Ruiz, intendente de Junín; Mario Ana, senador provincial; Daniel Ascurra, jefe de la planta de reciclado; Marcos Arboit, representante de Bonomini del Mercosur S.A.; y quienes hicieron posible este brazo mecatrónico: Martín, Matías y Luis.

“Esto le dará independencia a Martín, sobre todo en un área donde más lo necesitaba: la alimentación. Ahora podrá hacerlo fuera de casa y le dará una mayor sociabilización. Es una persona de mucha voluntad y empeño en las cosas que desea. Ha logrado integrarse y hoy en día cursa en la facultad de agronomía. Es un paso más para seguir brindando una mejor calidad de vida”, Diana, la mamá de Martín, quien también participó de la iniciativa junto al papá, Sergio.

Mientras, Martín, emocionado, dijo: “Estoy muy contento porque ahora no voy a depender de otras personas a la hora de alimentarme. Voy a poder salir con mis amigos y compañeros de la facultad sin tener que darle la responsabilidad a ellos de que me den de comer. Estoy feliz”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *