Argentina + sustentable

Portal de noticias en el camino hacia la sustentabilidad

SUSTENTABILIDAD & ANTIFRAGILIDAD

Cómo pueden funcionar la Fragilidad y la Robustez cuando las condiciones se vuelven inestables

Por Jorge O Hambra

Recuerdo que la primera vez que tomé una avioneta fue por trabajo. Iba a una planta industrial que estaba en medio del campo a la que era largo y dificultoso llegar. Al despegar, noté que la forma de subida era muy distinta a la de los jets. En lugar de hacerlo de una sola vez con mucha fuerza, la trepada parecía seguir la lógica y los movimientos de remontar un barrilete. Seguramente mi instinto de supervivencia me hizo advertir que el aparato era mono hélice y me asaltó la duda de qué pasaría si el motor dejara de andar. El piloto me aseguró que si eso pasara lo más probable es que la pudiera aterrizar planeando en algún camino rural. Tal vez sufriríamos algún golpe, pero no más que eso. A continuación me dijo: _en cambio, un 747 lleva muchos motores porque en caso que fallaran, ese monstruo de metal caería como un piano sin que el piloto pudiera hacer nada para evitarlo

Sin saberlo, aquel día ese piloto me estaba dando una clase acerca de cómo pueden funcionar la Fragilidad y la Robustez cuando las condiciones se vuelven inestables. En el caso de la avioneta solo tiene la posibilidad de adaptarse como pueda o sucumbir. Se trata de cero/uno , y no hay más que hablar. Así pasa con los sistemas frágiles. En el caso de los 747 si solo contara con un motor hiperpotente podría tener serios problemas con harta frecuencia. Pero sucede que en este caso, tanto la abundancia de motores como la presencia de dos pilotos, cumpliría con el principio antifrágil de la Redundancia lo que le permite distribuir los riesgos de las amenazas.

Es de pensar que otro tanto ocurre con el cuerpo humano que al contar con la presencia de dos riñones, dos ojos, dos pulmones entre otras duplicaciones,  se asegura el cumplimiento del mismo principio. 

De hecho, el sistema de la vida en nuestro planeta está diseñado en forma antifrágil, y eso sería una buena explicación de por qué aún no hemos logrado destruirlo del todo.  

Refiriéndonos ahora a la industria y a las empresas familiares en particular, debemos decir que hasta hace poco tiempo atrás, el concepto de robustez o fortaleza era considerada un excelente método para superar la fragilidad y sus consecuencias. Indicadores tales como respaldo financiero, mercados fidelizados, costos correctos, tecnología adecuada y personas requeridas entre otros, generaban una sensación de seguridad a largo plazo. 

Entonces, “llegar a ser fuerte” era la meta y para lograrlo una herramienta de uso generalizado fue la hiper-optimización de recursos y de procesos. Como si al 747 de nuestra historia, le quitáramos dos de sus seis motores porque finalmente vuela igual y gasta menos combustible.

Así, se popularizó esa herramienta que algunas veces fue utilizada de modo más racional y medido, y otras de modo salvaje. Con esto quiero decir que no es lo mismo estudiar una nueva forma de realizar procesos y asignar personas de modo que aumente la eficiencia y se ahorren costos, que decretar que allí donde había dos ahora habría uno, y que si la realidad no coincidiera con esa descripción, ¡¡peor para la realidad!! 

LA PYME FAMILIAR El nuevo libro de Jorge O. Hambra
Director del CANF

  

Ese tipo de medidas se tomaron y sucedieron, y tal vez se sigan  tomando aún en muchas empresas. Así, la creencia dominante de que lo importante  era alcanzar la robustez a cualquier costo hizo que se cometieran muchos errores.

Pero sucede que, como todo en la vida, la anhelada Robustez también  tiene su lado oscuro que consiste en la dificultad para adecuarse rápidamente cuando los cambios del entorno así lo requieren. Debido a eso la fragilidad de la robustez –si así se puede llamar- radica en sus propias fortalezas.

Veamos un par de ejemplos: en el conocido caso de Eatsman-Kodak sucedió que el cambio tecnológico que determinó el fin de la era química de la fotografía y dio inicio a la digital fue determinante. No pudieron hacer el cambio de rumbo a tiempo y tampoco pudieron evitar el choque con el témpano de hielo.

Al igual que el Titanic, lo mismo que lo convertía en inhundible fue la causa principal de su hundimiento. Otro caso paradigmático fue Blockbuster y podríamos nombrar un sinnúmero de negocios medianos y pequeños que han desaparecido y que nadie ni se percató ni se conmovió con su caída, pero que existieron. 

De hecho, el sistema de la vida en nuestro planeta está diseñado en forma antifrágil, y eso sería una buena explicación de por qué aún no hemos logrado destruirlo del todo.  

Jorge Hambra

También alguien podría decir que dado su modelo de negocios, para esos casos la catástrofe era solo cuestión de tiempo. Pero sería difícil sostenerlo viendo contraejemplos en casos tan diversos tales como Amazon, la IBM de Watson, o incluso mucho antes la petrolera Shell, que encaro las dificultades consecuencia del inesperado embargo petrolero de 1973 en forma magistral y logró aprovecharse de esa crisis y crecer. 

Presentación del libro LA PYME FAMILIAR, de autoría de Jorge Hambra

Pasa que lo que antes ocurría muy de vez en cuando, ahora está sucediendo en forma constante.

Debido a esto, la hiper-optimización como principio, ya ha evidenciado que puede hasta dejar a un país sin industria limitando su poder de reacción ante situaciones críticas creando serios problemas sociales, como quedó demostrado con los recursos sanitarios al comienzo de la pandemia covid19. De hecho, producción de la vacuna esta desparramada por todo el mundo y ni siquiera responde a un mismo principio activo sino que los hay de los más diversos.  De esta manera el propio proceso sacrifica eficiencia pero dispersa el riesgo.

Lo cierto es que estos ejemplos muestran que la Robustez no es una cualidad que en si misma proporcione sostenibilidad. De hecho, ante un cambio de escenario puede suceder todo lo contrario. Por eso es que lo que buscamos es lograr sistemas empresariales y organizaciones antifrágiles. Es decir, capaces de estar tan preparadas para la inestabilidad que no sólo aprendan de ella y se fortalezcan sino que, además,  la aprovechen para desarrollarse y crecer.

Pero la Antifragilidad no es un producto enlatado listo para consumir. Muy por el contrario es un camino antes que una llegada, es una siembra de tácticas aplicadas con criterios que apuntan a desarrollar una empresa que pueda adaptarse y crecer en un circuito virtuoso que combine en forma magistral las habilidades de adaptabilidad y controlabilidad.

Y en este último sentido voy a agregar un concepto aclaratorio. Sucedió que en un reportaje que una revista de negocios hizo a mi colega Lucas Karagozian titular de diseñoantifragil.com,  alguien comentó que todos los startups son antifragiles, y esto es un error que esa intervención me permite ahora aclarar. Es cierto que los startups son muy adaptables, pero  también lo es que carecen de una estructura de sobrevivencia que les quite fragilidad. En otras palabras, son adaptables y frágiles y es por eso que la gran mayoría no prospera. De todos modos es natural que esto sea así porque se trata de un negocio que recién comienza, pero la antifragilidad esta al servicio de la sostenibilidad, valor del que aún carece un startup.

Para finalizar refiriéndome específicamente a las empresas familiares, está comprobado que este tipo de organizaciones son mucho más resilientes a las crisis externas que a las internas por una cantidad de motivos que hoy no voy a desarrollar. Pero lo que si voy a señalar es que dentro de su política de sostenibilidad deben considerar la característica general de que solo entre el 2 y 4% llega a cuarta generación. Esto parece indicar que para lograr antifragilidad requieren apoyo para la gestión de las relaciones y conflictos internos que suelen silenciarse hasta límites poco convenientes y que, cuando se desatan, desafortunadamente desbastan negocios y familias.

7 thoughts on “SUSTENTABILIDAD & ANTIFRAGILIDAD

  1. Muy bueno Jorgito. Me acuerdo de otro caso de robustez q fue demolido por otro más chico es el de Mercado libre con eBay…En un principio le habían ofrecido vender Mercado Libre a eBay…Ni les contestaron… Tambien hay casos de cambios tecnológicos q suceden en otros campos..Los fabricantes de relojes y los celulares…La juventud no usa reloj pulsera…Otro la Wells Fargo y el ferrocarril…los puestos para cambiar caballos y la diligencia quedaron en el olvido con la máquina de vapor inicialmente…Abrazos!!!

    1. ¡¡Gracias por tus comentarios Gabrielito !! disculpa la demora en responderlos.
      Entiendo que en este caso la Wells Fargo no calificaría porque no responde a una serie de cambios profundos y repentinos Un abrazo

  2. Bueno el mundo esta viviendo una transformación fabulosa de culturas, tecnologias y es dificil poder sintetizar mil variables en dos conceptos…
    Puede ocurrir a corto plazo que las criptomonedas hagan caer una cadena de bancos…o que el virus se replique una velocidad mayor a la capacidad dd respuesta humana…pero ni con 10 motores pidrias sostener el vuelo de un aparato con vientos de 1000 km….dado que nada se calculo para algo que nunca existio en terminos relativos temporales…
    Dado que la peste negra existio…así como los dinisaurios tambien desaparrcieron.

    Con causas concurrentes no habra robustez ni antifragilidad…a la velocidad de cambio de poder y condiciones actuales…nunca vistas por nosotros

    1. Alejandro, agradezco tu opinión. Desde mi perspectiva, todo sistema que se desacomoda tiende a configurarse nuevamente hasta estabililzar su nueva forma de estar en el mundo. El problema son las consecuencias sobre las personas mientras eso pasa. Las tácticas de antifragilidad son sugerencias para surfear mejor los desafíos del ambiente mientras suceden los cambios.
      Saludos

  3. Jorge, con que sencillez y claridad expones el tema. Se lo compartí a mi hijo Pablo que lleva un tiempo con sus microemprendimientos. Un fuerte abrazo.

    1. Querido Ricardito, gracias por tus comentarios y por la difusión hacia tu hijo. Ojalá alguno de estos conceptos le fuera útil y tenga mucho exito en su emprendimiento
      Te mando un fuerte abrazo y disculpa la demora para contestarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *