Argentina + sustentable

Portal de noticias en el camino hacia la sustentabilidad

LA HISTORIA DEL ALGODON EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Surgimiento del algodonar más austral de América en la Pampa húmeda Argentina

Por Gaston Cheret

Hace 10 años, el maestro e investigador agropecuario Anibal Molina, en sus estudios sobre los insectos presentes en los cultivos de algodón, en Chaco, se preguntó si era factible cultivar algodón en la provincia de Buenos Aires.

Debido a la diferencia de latitud, el cultivo del algodón no estaba presente en la Buenos Aires.

Al comenzar su proyecto, descubrió que distintas especies del algodón, podían prosperar en ambientes agro climáticos diferentes. El objetivo era utilizar las fibras como hilos para hacer prendas.

A+S entrevista a Anibal Molina, a 12 años del inicio del proyecto.

Anibal relata cómo es el proceso de elaboración, en el aprovechamiento de todas las cualidades del algodón, al igual que darle otros usos ecológicos. Separan la fibra, y las semillas, esta ultima se comprime, y se extrae el aceite, que se puede convertir en aceite comestible, además de biodiesel.

Todo este proceso se hace por medio de maquinas, que están alimentadas por ese mismo biodiesel, generándose un circulo de producción. Se comienza con el crecimiento de la planta, hasta la extracción de aceite.

También explica que a partir de la fibra, por sus cualidades celulosas, se optó por transformarla para hacer telas, y luego prendas de algodón puro, manteniendo el objetivo ecológico del proyecto. Adaptando un cultivo que no estaba presente, siendo pioneros en la siembra de cultivo, creando prendas cómodas, que siguen una producción sustentable y ambientalista.

«Existen unos insectos que atacan el capullo del algodón, que en los ambientes habituales donde se cultivaba , era necesario aplicar insecticida. Pero debido a que la fibra no recibe ese químico, no es necesario aplicar ningún tipo de insecticida.

En el proceso de corte y confección del algodón si utilizan agroquímicos para mantener la pureza de la tela.

«Hacemos prendas desde que el ser humano nace, hasta que es adulto, y en todo tipo de talles. El algodón en contacto con la piel, es muy suave, hay una interacción entre la piel y el medio ambiente» Anibal Molina

«El consumidor se sorprende, primero por el encontrar algodón en Buenos Aires, y después por la cualidad de ser material puro, con familias enteras que pueden conseguir prendas para toda la familia. Todo con tintes naturales, que no usan químicos y crecen en el mismo sitio donde plantan el algodón, tintes que no son agresivos al cuerpo humano. Así las personas pueden formar parte del proyecto, y la conservación del medio ambiente, con una producción amigable con la naturaleza. Ese fue nuestro objetivo inicial» detalla Aníbal Molina.

Anibal Molina opina sobre sus competidores en el mercado de la indumentaria, diciendo que él respeta las decisiones que toman otras empresas, a pesar de no estar de acuerdo o de que no sigan principios ecológicos. Un camino que eligió seguir, pensando más en sus consumidores y el ecosistema.

«El algodón es algodón, solamente la misma palabra define la suavidad del algodón»

Proyecto Algodon de Bragado

www.anibalmolina.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.